Los mejores colores para lograr una decoración nórdica pura

madera2-1-768x576
Fuentes: Blog Dicoro

La decoración nórdica nos encanta por su claridad, su limpieza visual y su gusto por todo lo natural.

La decoración nórdica es un estilo que lleva tiempo pisando fuerte y que se caracteriza por combinar el minimalismo con elementos naturales. Se trata de encontrar el equilibrio entre el orden, el blanco, lo práctico y funcional con los elementos naturales, la madera, la luz y la calidez.

 

¿Pero sabes qué colores debes utilizar para conseguir un hogar al más puro estilo nórdico?

El blanco domina

Los interiores nórdicos se caracterizan por su blancura y sencillez. El blanco nos ayuda a ampliar visualmente los espacios y a llenarlos de luminosidad, uno de las necesidades en zonas donde la luz escasea. Las paredes se visten de blanco pero también los suelos y muchos de los elementos.

Los colores neutros

Junto al blanco son los dominantes en este tipo de decoración. La gama del marrón, grises o beige contribuyen a crear una atmósfera serena y relajada y también potencian la luz en los espacios.

La madera

Uno de los conceptos más importantes de la decoración nórdica es la pasión por los materiales naturales. La madera es un elemento clave en la decoración nórdica. Se suelen utilizar maderas de tonalidades claras como el pino, el arce, la haya o el roble, propias de las especies autóctonas.

Los suelos de madera aportan calidez y nos harán sentir en consonancia con la naturaleza. Pero también mesas, escritorios, sillas, muebles de cocina, lámparas, etc. La madera en cualquiera de sus variedades nos aportará calidez. La tonalidad de los claros es el predominante y el tablero melamínico es el material que se utiliza por su versatilidad y optimización para crear equipamiento.